Páginas

27 de noviembre de 2014

Triple terapia y ulcera peptica


Antes de iniciar a mostrar de forma practica como se puede realizar la triple terapia para la Ulcera Peptídica queremos hacer un recordatorio de los factores asociados a su aparición.

1.  La infección local por una bacteria, el Helicobacter pylori, que es con diferencia la causa más importante.

2.  La toma de determinados fármacos (antiinflamatorios no esteroideos o AINEs)

3.  El tabaco retrasa la cicatrización de las úlceras, aumenta las recidivas en los tratados y el riesgo de complicaciones.

4.  Existen evidencias de que determinados factores genéticos (como, por ejemplo, el grupo sanguíneo O en el caso de la úlcera duodenal) desempeñan un papel en la génesis de la úlcera.

5.  Factores psicológicos, como la ansiedad crónica o el estrés pueden influir en la exacerbación de la actividad ulcerosa.

6.  Otros factores como el alcohol (que a altas concentraciones produce lesiones agudas en la mucosa) o el café (que estimula la secreción ácida) no tienen una participación demostrada en la producción de las úlceras.

Después que tenemos la sospecha por la sintomatología debemos confirmar por Gastroduodenoscopia la presencia de la Ulcera, cuando se realiza esta ya nos dan como resultado el test de Helycobacter Pylori

¿Como vamos a iniciar la triple terapia?

Podemos con los medicamentos que están a nuestro alcance y al de los pacientes iniciar de varias formas.

Primera opción:

Omeprazol (Comprimidos 20 mg) Dosis: 20 mg cada 12 horas

Claritromicina (Comprimidos 500 mg) Dosis: 500 mg cada 12 horas

Amoxicilina (Comprimidos 500 mg) Dosis 1000 mg cada 12 horas

Tratamiento durante 7 días










Segunda opción:

Omeparazol (Comprimidos 20 mg)  Dosis: 20 mg una vez al día 7 días

Furazolidona (Comprimidos 200 mg)  Dosis: 200 mg tres veces al día

Azitromicina Comprimidos 500 mg) Dosis: 500 mg una vez al día










Tercera Opción:

Omeprazol (Comprimidos 20 mg) Dosis 20 mg cada 12 horas

Metronidazol (Comprimidos 250 mg) Dosis 500 mg cada 8 horas

Amoxicilina (Comprimidos 500 mg) 1000 mg cada 12 horas

Tratamiento durante 7 a 14 días.










Otras opciones:

Subcitrato de Bismuto (Comprimidos 120 mg) Dosis 120 mg cada 8 horas

Metronidazol (Comprimidos 250 mg) Dosis 500 mg cada 8 horas

Tetraciclina (Comprimidos 500mg) Dosis 500 mg cada 6 horas.

Tratamiento durante 7 a 14 días.










También podemos usar una Doble terapia con omeprazol + amoxicilina, durante 14 días a iguales dosis.

Respecto al tratamiento quirúrgico, su uso ha disminuido considerablemente tras la generalización del tratamiento curativo de las úlceras asociadas a infección por H. pylori, así como el desarrollo de métodos no quirúrgicos para tratar ciertas complicaciones, como la hemorragia. Sin embargo, algunos pacientes continuarán precisando la cirugía por alguna complicación (hemorragia persistente o recurrente, perforación, obstrucción o, más raramente, refractariedad al tratamiento médico). ATENTOS

Vamos a recordar que en los puestos de salud contamos con medicamentos muy útiles para el tratamientos de síntomas dispépticos inespecíficos los cuales mostramos a continuación.

Protectores de la mucosa:

Hidroxido de Aluminio (Suspensón 61,5 mg/ml) Dosis  15 ml despues de las comidas.
Sucralfato (Comprimido 1g) Dosis 1 comprimido después de las comidas


 Antihistaminicos H2

Cimetidina (Comprimidos 200 mg) Dosis: 200 mg en las comidas y 10 de la noche.

Ranitidina (Comprimidos 150 mg) Dosis: 150 mg dos veces al día.










 Es posible realizar un tratamiento a largo plazo de la úlcera péptica para la prevención de las recidivas sintomáticas y de las complicaciones. La mayoría de los pacientes sufren menos de dos recidivas anuales y cada recidiva sintomática puede ser fácilmente tratada con anti-H2 u omeprazol sin tener que repetir nuevamente la terapia con antimicrobianos.

Tenemos que hacer énfasis en el tratamiento dietético y la suspensión de los agentes agresores.

Si queremos revisar la Directriz Brasileña de clip en el siguiente enlace

Directriz  Brasileira